viernes, 17 de septiembre de 2010

A ponerse un dorsal. Mañana Campañó.


Como últimamente estoy entrenando bien, me encuentro con fuerza y soy bastante facilón para caer en la euforia me he inscrito en la carrera de Campañó.

9600 metros que el año pasado también significaron mi estreno de la temporada con un dorsal. Sin embargo como la experiencia es un grado espero no repetir los errores del año pasado.

La principal característica de esta carrera ( como podéis comprobar por las crónicas del año pasado: la pre y el post) es su cuesta del cementerio (ese día hay más cadáveres fuera que dentro del cementerio) que se sitúa al final del circuito de 3200 metros que recorreremos por 3 veces antes de llegar a meta. El año pasado llegué a los pies de la cuesta ya muerto en la primera vuelta, vamos para bascularme dentro de la tapia. Pero este año ¡no, hija no!. Voy a salir despacito la primera vuelta, a pesar de eso supongo que llegaré arriba con las pulsaciones disparadas, segunda vuelta tratando de recuperar y la tercera si tengo fuerzas tirar hasta el final.

Objetivos:

A) Hacer cada vuelta mas rápida que la anterior.

B) Bajar el tiempo del año pasado.

C) Sobre todo disfrutar de una tarde de sábado en Campañó que el año pasado lo pase genial.

Un abrazo.

3 comentarios:

Xocas dijo...

Creo que has invertido los objetivos, pero da igual. ¡Suerte y a disfrutar!

javitxu dijo...

Animo compañero, colocarse un dorsal
siemprees divertido y esas cuestas un aliciente mas de la carrera a por ellas y a divertirse. Ya contaras.

Rakala dijo...

Muchísima suerte, Presi!!