viernes, 28 de noviembre de 2008

De frio y pereza.


En estos días de frío y lluvia salir a correr es todo un acto de valentía, yo ahora salgo después de trabajar en torno a las 20:30, os puedo asegurar que a esa hora hace un frío que pela, sobre todo al principio de mi circuito invernal que discurre al lado de un río en una zona muy sombría. Así que (con la alternativa de estar en casa calentito al lado de la cocina de leña tomando una sopita) me paso todo el día dudando si será buena idea pasar frío por ahí a lo tonto.

Ayer sin ir más lejos estas dudas se estaban haciendo fuertes y empezaban a clarificarse hacia lo que podríamos llamar “Living la vida perra”. Al mediodía me dije que por preparar la bolsa no pasaba nada que era como las enciclopedias que te venden por las casas “sin ningún tipo de compromiso” y me fui a trabajar con ella, al acabar me cambié (venga, empiezo a correr y si veo que la cosa se pone mal lo dejo y punto), llegue a la zona de lanzamiento de corredores y empecé a ritmo cochinero, “pues parece que se me pasa el frío”, “que bien voy”, “vamos a bajar al puerto que hace tiempo que no veo el mar”, “¿De qué escribiré en mi próxima entrada del blog?, “Patatas, leche, Pan de molde, detergente, que no se me olvide el aceite”, “Yo me quejo del frío y la pobre Chus en la Antártida”. Total que envuelto en todos esos pensamientos pasaron los kilómetros y al final se convirtió en una buena tirada de 12km y pico.

A veces vencer la pereza te da unas satisfacciones increíbles, así que ya sabéis, cuando dudéis salir a correr pensad que no hay mejor premio que lo a gusto que se queda uno después de la ducha calentita endorfinado hasta las cejas.

Un abrazo.

20 comentarios:

Oscarunin dijo...

GRAN VERDAD amigo Grimo.
estoy desenado sentir esas endorfinas, de momento me conformo con recibirlas de 20 min en cinta y 20 en eliptica...
sigue asi .... si te quedas en casa, luego te sientes fatal... o no?

Sylvie dijo...

Así es...cuesta mucho cuando el frío te anula hasta la función celular mental...pero luego te pones y te sientes un héroe!!!!!

Besitos señor de voluntad gigante.

Saturnino dijo...

Es cierto que durante estos días de frío da pereza calzarse las zapatillas y abandonar ese ambiente caldeado en el que nos encontramos, pero no me negaras que no merece la pena salir, lo relajado que se queda uno después pegarnos una buena duchita.
Por eso lo mejor es no pensar en si se sale o no se sale a correr, se sale y punto, que la recompensa la tenemos al finalizar.
Un saludo.

JMC dijo...

Dicen que por la cabeza es por donde uno pierde mas calor, ¿será por ello que no se deja de pensar en toda clase de cosas cuando hace frío para mantenerla también calentita?.
Pues eso filosofando que es gerundio...

Rafa dijo...

Has descrito PERFECTAMENTE una situación que a mí se me plantea muchas veces. Pero al final siempre salimos a correr pese a todo, y al final disfrutamos como locos haga el tiempo que haga y sean las circunstancias que sean, y es que como dijo aquél: estamos un poco locos.
Saludos

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Os agradezco a todos aquellos que no sois perezosos esos entrenamientos tan duros que lleváis a cabo con frío, lluvia y que hacéis por mí. Sigo lesionado y me alegro de que cada uno de vosotros haga un kilómetro diario por mí. De esa manera yo no perderé la forma y cuando vuelva estaré listo.

En compensación, mientras vais a correr de noche con esos fríos invernales, en vez de beberme dos cervecitas, me beberé unas cuantas por vosotros, con mi más sentido solidario.

Seguid así, que vamos todos muy bien de esta manera.

¡¡¡Cuídate, fiera!!!

Carlos dijo...

El correr y el rascar, todo es empezar... ¿o no era así?

Entrenamiento de los que suman, al menos mentalmente, porque uno viene más fuerte que lo que sale.

Saludos. ;-)

Fran dijo...

Hace poco le explicaba a Rakala que un momento crítico es el de ponerse las zapatillas, que en cuanto lo haces ellas te llevan solas a entrenar. Pero esta semana, con el frío que también ha hecho en Barcelona, 4ºC las noches de entrenamiento, ha sido necesario motivarse también recordando a Chus. Menos mal.
Un abrazo.

Tecolinha dijo...

jejeje,me suena todoooooooooooooo. A mi lo que me echa para atrás es el miedo al catarro, porque cuando lo pillo me tumba y hoy ha nevado en León, estoy moqueando y hiela por las mañanas y las noches, entre eso y mi recuperación cervical-lumbar, ná de ná, así que tengo las endorfinas que se suben por las paredes del ansia, jeje.

ojordo dijo...

Nieve y frio??? Donde?? dejame asomarme a la ventana....

La novia del corredor dijo...

Uff a mi el frío me mata, esta mañana he subido a correr a la Carretera de las Aguas (cerca del Tibidabo, en Barcelona) y he notado hasta pinchazos en la cabeza. Al final tienes que correr por narices, pq sinó te congelas. Pero ahora también me da miedo haberme resfriado....espero que no, llevo toda la tarde con la estufita y la manta..

Qué duro eso de ser runner en invierno!

Grimo runner dijo...

Oscar: Tú tranquilo que ya verás como enseguida estás endorfinándote por las calles. Un abrazo.

Sylvie: Jajajajaja, voluntad de gigante dice, jajajajaja. Un beso.

Saturnino: Vaya si merece la pena, pero si que tienes razón que es mejor no pensarlo, salir y que sea lo que dios quiera. Gracias por tu visita. Un abrazo.

JMC: Por eso llevo siempre gorro, no vaya a enfriarseme la calavera. Un abrazo.

Rafa: Un poco locos?, estamos pa encerrar a la mitad y a la otra mitad nada más que haya camas libres también. Un abrazo.

Gregorio: No te sacrifiques tanto por nosotros, será mejor turnarnos en ese duro trabajo. Un abrazo.

Carlos: La verdad es que sí, llegas a casa con una sensación distinta. Tenías mil excusas para no salir pero al final has salido. Un abrazo.

Fran: Yo estos días antes de salir me acuerdo de Chus y algo me ayuda, pero las zapatillas son definitivas, es ponerselas y ya estás entrenando. Un abrazo.

Ojordo: Asómate, asómate que verás. Eso si con la ventana cerrada que te congelas. Un abrazo.

Gracias a todos como siempre. Un abrazo.

betren dijo...

Totalmente de acuerdo. Esa sensación que tienes al final del entreno, creo que es una de las mejores. Como decía aquél. Con duros principios, mejores finales. Saludos y ánimo.

Anónimo dijo...

Que sabio y cuanta verdad y razón tienes grimo. El otro dia llege al portal y con la misma di vuelta para el ascensor y con la misma volvi otra a salir por la puerta, que narices y que ha gusto me senti despues. Un saludo duarte

Joan Josep dijo...

No hay dolor, no hay dolor, no hay dolor, no hay dolor...

A repetir cien veces cuando salimos de casa en camisetita a correr un rato. Antes de que se caigan los dedos a trocitos de lo congelados que los tenemos. El único consuelo es que cuando llevas 10 minutos corriendo, al menos en el cuerpo ya no tenemos tanta rasca.

Un saludo y recuerda... no hay dolor...

RAKALA dijo...

Yo entre unas cosas y otras no estoy saliendo a correr.
Y una de mis escusas es que no tengo ropa adecuada para salir a correr. Como empecé en esto del running en Mayo, todo lo que tengo es de verano...... pero ya te digo, son todo escusas.
Tengo ganas de estar asentadita en un sitio (en casa de mi madre o debajo de un puente) y volver a hacer marcha normal.
Ánimo y sigue así que con ello nos animas al resto.
Besets.

Joé, que ladrillo de comment, ¿no?

Paco Montoro dijo...

Si señor, has dado en el clavo. Es el acto ese de cambiarte y empezar a correr...pero una vez metido en faena!!!
Un saludo y a disfrutar de las endorfinas y del calor de esa chimenea...

Grimo runner dijo...

Betren: Gracias por pasarte por aquí y la verdad es que tienes razón la sensación al llegar a casa es indescriptible.

Duarte: En un libro que lei hace tiempo decía que se puede correr en cualquier condición climatológica el resto es cosa nuestra.

Joan: No hay dolor, no hay dolor, no hay dolor, ostias que no hay dolor, hace un frio que pela. Un abrazo.

Rakala: No hay nada mejor en esos momentos que salir a correr, ordena tus ideas, relativiza muchas cosas y además desfogas que es una maravilla. Comprate algo de abrigo y sal corriendo. Un beso.

Paco: Gracias Paco, me alegro que estés de vuelta por aquí, maldito Router, espero que no vuelva a pasarte. Un abrazo muy fuerte.

maratonman dijo...

Cuanto razón tienes Grimo,es así de curioso,me ha psado a mi tambien varias veces que cuando estaba a punto de no salir a correr y al final salia y tenia un buen entrenamiento y es que aunque de pereza luego como bien dices es mayor la satisfaccion del deber cumplido,de las buenas sensaciones y de lo bien que queda el cuerpo tras la duchita caliente.En realidad no somos masoquistas cuando practicamos este deporte a horas intempestivas y duras ya que sabemos que la recompensa es mayor que el sacrificio,de otra forma no correriamos.Gracias Grimo por recordarnoslo.

Lander dijo...

cuantas veces nos ha pasado a todos. La gran Pereza que mala es, o que buena porque cuando la vences mola un montón...

a por ella. creo que hoy tendré que vencerla.

un abrazo.