miércoles, 9 de marzo de 2011

Levantando cabeza


Después de una semana de no pasar mas que calamidades sanitarias parece que vuelvo a ser persona humana y no un trapo de cocina.

Al gripazo ya comentado de la semana pasada se unió una especie de reacción alérgica en forma de urticaria en la espalda, pecho y abdomen por sabe dios que cosa. Además estaba con una debilidad que hacía que pasara el día arrastrándome.  Así que de entrenar poquito, para que nos vamos a engañar.

El sábado tenía carrera en Padrón pero me fue imposible ir, después de trabajar, comí algo apenas sin ganas y simplemente pude llegar a la cama para acostarme, solo pensar en correr me daban escalofríos y sofocos al mismo tiempo.



Lo mejor fue que el domingo me levanté mucho mejor y pude salir a entrenar con buenas sensaciones al acabar (que no durante) y  que continuaron al día siguiente.

Parece que todo vuelve a la normalidad y vuelvo a ser el paquete de siempre y no el supermegapaquete de estas dos últimas semanas. ¡Voy progresando!.


5 comentarios:

Dani dijo...

Por lo menos cuando vuelves sigues corriendo bien y rápido (dentro de tus posibilidades, juasjuas). Los momentos de parón son complicados, porque nos autocastigamos con sentimientos de culpa.

Recupérate bien y ánimo, que el bosque te llama... :D

Chavalin dijo...

Hola Grimo,

La mejor medicina para recuperarse: una cucharadita de Isostar y un paseo por la montaña. Nos vemos en Arenteiro.

Bel_ga_rion dijo...

Cuando el cuerpo pide descanso a gritos es lo que hay que darle, descansaste y te vino bien, si hubieses ido a Padrón, a lo mejor estas otra semana igual. A seguir dándole.

Rosa dijo...

Estoy con Belgarion, hay que escuchar al cuerpo..te lo agradecera!

Tecolinha dijo...

Pues a levantar cabeza y pies, venga esos talones arriba, un, dos, un, dos, ¡vamos, vamos!