lunes, 12 de abril de 2010

XI Vig-Bay: La tórrida crónica,


Hay que ver que no tuve ni 5 minutos para escribir hasta ahora y claro me quedan muchas cosas que contar anteriores pero como las noticias frescas mandan sobre las caducadas tengo que empezar con la crónica del fin de semana Vig-Bay.

Como suele ser habitual esta media maratón empieza el sábado con la recogida de dorsales en la playa de Samil, que como hacía un día de calor propio del verano estaba a reventar de ansiosos fans del mar y la arena( obviamente no había un sitio para aparcar). Esto que para muchos seguro fue un motivo de alegría para mi era más bien una preocupación para el día siguiente, yo que en general no voy, con calor es que ya "pa que las prisas". Con esos pensamientos estábamos en una de la terrazas de la playa unos cuantos amigos al día siguiente corredores hasta que decidimos recogernos que había que madrugar.

Y eso fue lo que pasó, que madrugamos, desayunamos y para la carrera, por supuesto el sol ya estaba en el cielo escojonandose por lo que nos esperaba. Hago un"calentamiento interruptus" por la cantidad de conocidos que me topaba y para mi zona de salida.


Ya desde el principio la cosa no iba, pulsaciones disparadas, calor insoportable, pensamientos negativos por todos lados y toda una media maratón para sufrir. Hombre como entrenamiento para enfrentarme al jodido hombre del mazo en el Mapoma no ha estado mal, porque me acompaño desde el kilómetro 3, debe ser que le tocaba tiradita larga el domingo. Si no pensé en pararme 200 veces no lo pensé ninguna, además ya en el último tramo ver la gente andando, tirada y las ambulancias para arriba y para abajo no ayudaba mucho a darlo todo.

Al final después de lo que me parecieron 3 maratones seguidas llegada a meta con un tiempo 01:58:38, con lo que repetí la marca del año pasado que había hecho un tiempo perfecto para correr. Este año con los 25ºC de temperatura al final del recorrido llegar a meta sin haberme parado a andar ha sido todo un triunfo, además igualar el tiempo del año pasado lo considero un objetivo muy bueno dadas las circunstancias.

Nunca había sufrido tanto en una carrera, espero que no tenga que escribirlo más.

P.D: Mi pésame a la familia del corredor fallecido en la media maratón madrileña, siempre que pasan estas cosas no dejo de pensar que pudiera haber sido yo.

Un abrazo.

8 comentarios:

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Grimo, enhorabuena por la carrera el calor fue muy fuerte el domingo y no estamos acostumbrados.

El haber hecho la tirada larga con el tío del mazo, espero que te haya servido para convencerle que el 25 se largue con otro.

Un fuerte abrazo

Quique dijo...

Hola Grimo, hay carreras que no salen y si encima nos viene el calor, pues el cuerpo lo paga.

Aun así, buena carrera y buen tiempo.

Un saludo
Quique

Guillermo dijo...

Bueno otra vez se dará mejor.
Salu2
Guillermo

duarte dijo...

Bueno grimo, la has terminado que eso es mucho. Joer vaya calor que hizo.
Felicidades

Bosko dijo...

Hola Grimo!
Desde el km.3 venciendo las ganas de abandonar... eso es lo que se llama un gran entreno mental.
Nos quedan 9 días!!

Saludos

Alex dijo...

Terminaste a pesar de todo y luchaste contra todas las circunstancias.Seguro que en Mapoma sufres menos.

Paco Montoro dijo...

Grimo, a pesar de estar mal desde el principio, aguantaste los kms, así que mi enhorabuena y ya queda menos para la gran cita. Un abrazo

Xocas dijo...

Hace un par de años, en mi primera media, lo pasé fatal al final por el calor. Al atravesar la meta pensé "hacer otros 21km es imposible". Sin embargo, es una experiencia importante, que te ayuda a conocerte. ¡Digo yo!, hay que buscarle el lado positivo. En cualquier caso, dice mucho de tu preparación (a favor).