jueves, 16 de diciembre de 2010

Maratón de Lisboa: 1ª Parte: El previo.


No me gusta escribir las crónicas de las carreras (y menos en el caso de que sea un maratón) 10 días más tarde pero en este caso debido a las vacaciones es lo que hay, siento la espera.

Como digo mi segundo maratón ya es pasado y como en el primero ha sido una historia de muchos kilómetros, mucho tiempo robado a familia y amigos, mucha lluvia, viento, frio, de noche, temprano por la mañana. Sin duda lo peor del maratón es prepararlo, los últimos 42km y pico son para disfrutarlos si puedes y yo creo que lo he hecho.


Para mi todas estas cosas que hacemos los domingos empiezan el sábado cuando vas a recoger el dorsal y el chip y notas el ambiente previo, así nada más llegar a Lisboa nos pasamos por el el estadio 1º de Mayo que era donde estaba la feria  (que en este caso era mini Feria) donde me dieron la bolsa de corredor con una linda camiseta, una mochila y poco más, bueno en realidad nada más, pero bueno no pasa nada no había ido a ganar un carro de la compra lleno de geles, vaselinas y esas cosas.

Aún quedaban 2 horas para la pasta party y allí había poco que hacer asÍ que decidimos montarnos la party por nuestra cuenta y fuimos hacia el centro para encontrarnos con mi hermana y mi cuñado que serían los animadores oficiales al día siguiente. Cena para 4 en un italiano en el barrio alto de Lisboa (supongo que esto es como ir a Roma y pedir bacalao a la brasa).

Las sensaciones a esa hora eran una especie de acojone inocente mezclado con unas ganas locas de que pasara todo y poder ser un turista más.

Me acosté temprano sin perdonar el café en A Brasileira y extrañamente no tarde mucho en dormirme, cosa que se agradece si al día siguiente a las 6 suena el despertador. Como el hotel no abría el desayuno hasta las 7 me lo monté yo mismo en la habitación (el desayuno malpensaos), 40 minutitos de sueño, "levantá" definitiva y a la ducha que es higiénico. Como tenía todo preparado del día anterior como cuando iba al colegio no tardé nada en vestirme y bajar a coger el metro que ese día era gratis para los participantes.

Había quedado con javiyl en una estación cercana a la salida y allí nos encontramos. Fuimos paseando con los nervios en la cara hasta el estadio y allí estuvimos esperando a que fueran las 9:00 para empezar a correr.

El ambiente era de carrera pequeña pero muy internacional, había gente de muchos países y eso hace entre otras muchas cosas que no entiendas una mierda lo que te dicen en la salida, supongo que me estarían deseando suerte, digo yo.

En cuanto al clima ni encargado, buena temperatura, nublado y sin llover....CONTINUARÁ....

8 comentarios:

Dani dijo...

Ostia, esto va a ir por entregas, como Gavilanes?? xDDDD

Vaaaa, queremos chicha.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Grimo en la primera entrega nos tendrías que poner un índice de fascículos y un compromiso de entrega de todos ellos. ;-)
No hagas como algunas editoriales que a mitad de la colección desaparecen.
Tu enfervorecido público te está esperando

SONIA dijo...

Ya nos dejas con la intriga, jeje.
¡Queremos más!

Un abrazo!

Fernando Gonzàlez dijo...

veo que todos queremos lo mismo! segunda entrega ya, pero sobretodo que haya última. si no no podremos con la emoción.

Marieta dijo...

Pero si no has pasado ni el Km 1. Asi no vamos a poder dormir...El "To be continued" ya no nos vale...

Bel_ga_rion dijo...

Encima de tardar ahora por entregas. Pero que morro. No te quejes que en Donosti la camiseta tuvimos que pagarla a parte. Con la bolsa te daban queso y vino. Parecia el martes de campo.

Gonzalo Quintana dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog saltando de uno a otro. Me tomo la libertad de ficharte. Un saludo,

Frank Invernoz dijo...

No quiero perderme el próximo capítulo. Aunque no te guste escribir las crónicas de tus maratones, a mí particularmente me interesan por ser siempre interesante lo que cuenta un corredor y porque he corrido una maratón en mi juventud. Ahora tengo 61 años y hace un mes corrí una media maratón. Te sigo leyendo.